Navigation

La Responsabilidad Social Corporativa, bien entendida, no es regulación, sino que la voluntariedad es uno de los principios básicos de la misma, que debe ser aceptado en su integridad. Asimismo, las prácticas de responsabilidad social, refuerzan la competitividad de las empresas, mejorando su posición en el mercado, por lo que es necesario intensificar el conocimiento de los objetivos que una gestión estratégica de la RSC puede presentar en términos de creación de valor añadido, mayor reputación, atracción de clientes, innovación social, retención y fidelidad de empleados y clientes y atracción de la inversión.


ACTUALIDAD

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.